Poco menos de una semana había pasado del Pepsi Music, y la fiesta del rock se trasladó al Hipódromo de Rosario. Allí, durante este último fin de semana, se llevó a cabo la edición 2007 del Quilmes Rock Rosario, con gran parte de los grupos y solistas que pasaron días antes por las instalaciones del Club Ciudad de Buenos Aires.

En la primera jornada, más allá de Los Cafres, Kapanga y el cierre a cargo de The Wailers, Intoxicados fue el acto central. Tanto es así, que mucha gente se retiró del lugar tras la actuación de Cristian Alvarez y compañía. “Hay que tener muchos huevos para tocar un tema reggae antes de los Wailers. Ellos sí que saben de esto”, dijo Pity antes de arrancar con una demoledora versión de “Reggae para Mirtha” Luego Pabliko de los locales Purple House se sumó para “Transan”, y el show culminó con “Quieren rock” y “Necesito”.


El segundo día arrancó temprano con Carajo, Cielo Razzo y Arbol, pero todo quedó reducido a trizas con la seguidilla de La Vela Puerca, Attaque 77 y Divididos. Y así como los charrúas recorrieron sus clásicos y presentaron El impulso y Attaque tuvo una lista que intercaló temas de sus últimos discos como “Karmagedon” y “Antihumano” con las tradicionales “Donde las águilas se atreven” y “Chicos y perros”, Divididos presentó un set casi idéntico al del Pepsi, con la eficacia y ptencia acostumbrada.

Fuente: RSLA