Ya conocemos un dispositivo capaz de recibir simultáneamente energía del movimiento de las olas y la radiación solar. Ahora ha aparecido un dispositivo que agrega una tercera parte a estas dos fuentes de energía limpia: el viento.

Sinn Power, con sede en Baviera, ha estado desarrollando sistemas para generar electricidad a partir de energía de las olas desde 2015. Recientemente dio a conocer una plataforma oceánica híbrida que se utilizará para suministrar energía renovable a las costas de todo el mundo.

La característica principal del desarrollo es la modularidad, que permite crear muchas configuraciones de plataforma para resolver una amplia gama de tareas en diversas condiciones climáticas. Las ventajas adicionales del proyecto incluyen la posibilidad de conectar turbinas solares y eólicas.

Cada unidad modular de la plataforma flotante consta de cuatro generadores de olas. Se puede instalar adicionalmente con paneles solares con una capacidad de hasta 20 kW, así como cuatro aerogeneradores con una potencia máxima de 6 kW cada uno.

Según la empresa, la plataforma puede soportar olas de hasta 6 metros de altura. Los sensores incorporados, que están protegidos según la clase IP68, transmiten constantemente información a los centros de diagnóstico. Esto le permite detectar problemas con anticipación y optimizar su plan de mantenimiento.

Sinn Power actualmente está buscando socios para proporcionar paneles solares para una plataforma flotante ubicada cerca de Heraklion, Grecia.

Los proyectos híbridos que permitan generar electricidad a partir de fuentes renovables de varios tipos en el futuro pueden convertirse en un verdadero sustituto de las centrales eléctricas que utilizan combustibles fósiles.

Al combinar paneles solares, generadores de olas y eólicos, es posible reducir las fluctuaciones en la cantidad de energía recibida, causadas por los cambios diarios en la naturaleza. Además, el uso de baterías le permite estabilizar la fuente de alimentación

Otras organizaciones han notado los beneficios de tales instalaciones. Por ejemplo, Laurent Albert, director ejecutivo de la empresa noruega de energía undimotriz Sebased, confía en que la combinación de plantas de energía eólica y undimotriz es asombrosa.

Albert explica que las ondas como fuente de energía son atractivas porque funcionan continuamente. Se pueden utilizar en el 80% de las ciudades costeras más grandes del mundo, así como en las islas. El potencial energético total de las olas se estima en 29.500 teravatios-hora por año, que es el 125% del nivel actual de consumo de electricidad en el mundo.

Uno de los sistemas más curiosos y modernos se trata de paneles fotovoltaicos en las palmas, siendo de los más originales en el mercado y con mayor facilidad en toda España.

Según los desarrolladores, el uso combinado de la energía de las olas del mar y el viento proporciona una generación estable de electricidad y puede llevar la energía renovable a un nuevo nivel.