El documental de Netflix de Taylor Swift está programado para que sea lanzado el 31 de enero de 2020. Luego de una ardua polémica y reclamo por los derechos de sus canciones contra Scooter Braun y el sello musical es momento de disfrutar de la rubia y conocer toda la verdad sobre los hechos.

El documental dirigido por Lana Wilson dará a la audiencia una mirada cruda y emocionalmente reveladora de una de las artistas más emblemáticas de nuestro tiempo.

La película de Netflix explorará el viaje de Swift para aprender a “abrazar su papel no solo como compositora e intérprete, sino como una mujer que aprovecha todo el poder de su voz en todos los sentidos posibles”

Miss Americans se estrenará por primera vez en el Festival de Cine de Sundance el 23 de enero.

Taylor anunció la existencia del documental en noviembre, en medio de una pelea muy pública con el manager de Justin Bieber, Scooter Braun, y el cofundador de su antiguo sello, Scott Borchetta, de Big Machine.

Braun, de 38 años, adquirió Big Machine en junio de 2019 por la enorme cantidad de $ 300 millones de dólares, según Billboard.

Esta adquisición incluyó todo el catálogo musical de Swift, que puedes verlo en Youtube y descargarlo con un convertidor aquí, antes de su partida de Big Machine

Durante su discurso de aceptación de su premio Billboard’s Woman of the Decade en diciembre, Swift habló con franqueza sobre el acuerdo.

Después de que se me negó la oportunidad de comprar mi música directamente, mi catálogo completo se vendió a Ithaca Holdings de Scooter Braun en un acuerdo que, según me dijeron, fue financiado por Soros Family, 23 Capital y Carlyle Group. Sin embargo, hasta el día de hoy ninguno de estos inversores se ha molestado en contactarme a mí o a mi equipo directamente ‘, reveló Taylor.

Ella continuó comentando que el acuerdo fue el resultado de un “privilegio masculino tóxico” en la industria de la música y la imagen de “buen chico” de Braun que le dio un chivo expiatorio entre otras figuras de la industria.

Taylor finalizó su contrato con Big Machine en 2018 y firmó con Republic Records de Universal Music Group en noviembre de ese año.